Los Furblings adoran jugar a juegos